Se suspendió la final de Segunda

Se suspendió la final de Segunda

La final de vuelta de Segunda, entre Independiente y EFIL, quedó postergada por razones de fuerza mayor. Un dirigente del club montense, de apellido Herrero, fue asesinado en un episodio confuso y la noticia conmovió a todos.

Rápidamente, la dirigencia se comunicó con el club de Lobos por intermedio del presidente de la Liga, Horacio Tomassini, y lógicamente decidieron suspender el encuentro.

Los hijos del fallecido jugaban en el Depor y hasta llegaron a hacerlo en EFIL, cuando eran más chicos. Desde El Autógrafo enviamos un fuerte abrazo a su familia y al club Independiente, acompañándolos en este difícil momento.

*La foto es de Celina Sabatini.